Image
Top
Secciones
octubre 10, 2017

‘Flat design’: todas las claves de la fiebre por lo plano

Analizamos por qué las marcas están adoptando el diseño 'flat' a nivel global

Evolución logos hacia flat design

En los últimos años estamos viendo una evolución de las marcas y sus logotipos hacia el denominado ‘flat design’. Colores uniformes, sin degradados, relieves, sombras ni texturas; formas geométricas básicas; sencillez… esas son las señas de identidad del diseño plano que se está imponiendo con fuerza. Hoy vamos a explicar qué beneficios aporta, los motivos de su fulgurante aplicación a todos los niveles y de dónde proviene. Ponte cómodo que arrancamos.

El “boom” del diseño plano

En el diseño gráfico, al igual que en el resto de manifestaciones artísticas, hay tendencias y modas, lo queramos o no. Muchos diseñadores y agencias huyen de ello, intentando tener un ‘estilo propio’ pero lo cierto es que muchas veces es inevitable acogerse a ‘lo que se lleva’ como en el caso de hoy. El diseño plano (‘flat design’) está demostrando ciertas ventajas frente al diseño esqueumórfico, su antítesis consistente en representar de la manera más realista y efectista los objetos o iconos con sombras, texturas y volúmenes. Y es que con la proliferación brutal de los smartphone y tabletas con pantalla táctil, el ‘flat design’ aporta lo principal en el uso de estos dispositivos:

  • Facilita al usuario la interacción con el dispositivo.
  • Otorga una mejor comprensión de la interfaz gráfica por la simplificación de elementos (sobre todo en pantallas pequeñas).
  • Ofrece mensajes más claros y directos.

Su origen en interfaces gráficas parece empezar en Microsoft con la aplicación de lo plano en el diseño de Windows Phone (2010), que dos años después (2012) llegó a su sistema de escritorio Windows 8. Su estética minimalista, su sencillez gráfica y buena usabilidad han hecho de lo plano una necesidad en lo que se refiere al uso de dispositivos (smartphone, tablets, ordenadores…) y cómo no, en las páginas web, que han ido poco a poco abrazando esta tendencia. A raíz de ello, y como paso lógico, lo plano trajo consigo las webs adaptativas a los distintos tamaños de pantalla con el diseño ‘responsive’. Hoy en día es imprescindible en cualquier web, ya que no paran de crecer los usuarios que visitan los sitios a través del smartphone, y el contenido debe mostrarse bien tanto en esas pantallas pequeñas como en un monitor de ordenador.

Flat design vs esqueumorfismo

Resulta curioso ver que ambos sistemas coexistieron, y el simple hecho del diseño plano otorga al dispositivo con Windows Phone (izquierda) una apariencia de mayor modernidad que la interfaz del iPhone (derecha)

En cuanto a las formas, el ‘flat design’ se caracteriza por la sencillez, con lo que se impone la geometría básica (círculos, cuadrados, triángulos y formas simples) para crear iconos y botones con colores siempre sin efectos ni relieves, puros. Las tipografías, por su parte, tienden a ser Sans Serif (sin remates) para complementar ese todo unificado, limpio, moderno y muy legible.

Windows Phone marcó el inicio de la implantación del ‘flat design’ pero hay referencias muy anteriores a este tipo de diseño en Alemania y Suiza

El salto de las pantallas a los logotipos

Con el paso de estos últimos años, cada vez más marcas y empresas están adoptando la tendencia ‘flat’ en su identidad visual corporativa en todos los sectores. Es un paso lógico, ya que al igual que hemos asumido ese diseño en pantallas y webs, los logotipos también aparecen allí por lo que también se han tenido que adaptar. Este paso está siendo progresivo pero firme. A su vez, los usuarios están cada vez más acostumbrados a estos esquemas visuales, por lo que se hace necesario integrar todo para ofrecer la mejor comunicación posible.

Quizá a un empresario no le guste tener que modificar la identidad visual de su negocio, aunque sea sutilmente, para acoger una tendencia que en unos años puede cambiar, pero lo cierto es que el ‘flat design’ tiene, según los analistas, todavía mucho recorrido por delante. La tecnología ha empujado hacia ese cambio, y ésta no para de actualizarse: pensemos ya no solo en los smartphones, sino en los coches, donde hoy en día tener una pantalla táctil de 7-8 pulgadas desde donde usar el GPS, reproducir música… es ya un habitual. Por ello, trabajar un logo para que se adapte bien al sinfín de pantallas y tamaños del mercado, con un diseño plano y que se vea bien a tamaños reducidos es, desde mi punto de vista, no solo una buena idea, sino una necesidad.

A nivel gráfico, convertir un logotipo a diseño plano no solo consiste en quitar efectos y usar colores simples, sino que también suele requerir de una simplificación formal. No hay que olvidar que buscamos formas sencillas y seguramente haya que retocar y eliminar detalles superfluos: al fin y al cabo un logo es eso, un símbolo muy simplificado pero reconocible y descriptivo de la empresa o marca, ¿no?

En cuanto a las connotaciones de una marca plana tenemos la modernidad, que está al día, es “trendy”. Aportar estos atributos a la gente joven les transmite una buena imagen y, por consiguiente, pueden valorar la compra en un futuro. No olvidemos que esos jóvenes de hoy son los compradores del mañana, y precisamente son ellos los mayores consumidores de tecnología, por lo que “estar en la onda” e integrarse en los estilos actuales no es nada desdeñable.

Por último, me gustaría mencionar que esta tendencia hacia lo plano es global, no entiende de países ni culturas. De esta manera, si una marca con su logotipo tiene presencia en mercados internacionales es importante que esté adaptada a los requisitos ‘flat’ para no perder fuelle ante la competencia.

Evolución logos hacia flat design

Realizar un cambio a estos niveles de una identidad visual corporativa, ni que decir tiene que debe realizarse por un profesional. En Esmero creativo te asesoramos sin compromiso sobre tu imagen de marca, indicándote los cambios necesarios y explicándote todo el proceso de restyling si lo requiere para que lo tengas todo muy claro. Contacta si necesitas adaptar tu logotipo a los nuevos tiempos.

Conclusión

En este post hemos visto cómo ha aparecido esta nueva tendencia plana y se está implementando a todos los niveles en nuestras vidas. Lo que a priori parecía algo sencillamente estético, hemos visto que va mucho más allá y que tiene su importancia en las marcas, de ahí a que una mayoría se esté esforzando en adaptar sus soportes (imagen visual, páginas web, iconos, colores, tipografía…) a este nuevo código comunicativo.

A nivel web, el uso de ‘flat design’ empuja a la utilización de formatos vectoriales como el SVG. Este formato permite el uso de iconos y logotipos on-line que no tienen resolución fija, con lo que sea con el dispositivo que sea, y sea con la resolución que sea, se van a ver bien. Muy útil si tenemos en cuenta que ya hay monitores de 4K y 5K a precios cada vez más accesibles.

En el apartado impreso, los diseños planos facilitan la reproducción de logotipos (al eliminar el uso de sombras, efectos y volúmenes que podían dificultarla) y economizan las tiradas. Hace unos años, con el esqueumorfismo y los logotipos multicolor, con relieves y filtros, era casi imposible imprimir en tintas planas a no ser que se tirara de versiones del logotipo secundarias. Hoy día no es necesario, ya que los logotipos principales suelen tener pocos colores y son planos. Con ello se minimizan errores y se consigue una buena uniformidad en la identidad visual.

Volviendo al tema tecnológico, detrás de Microsoft (pionera en el uso de ‘flat design’) le siguieron otras compañías. Es el caso de Apple, muy curioso teniendo en cuenta que en la aparición de Windows Phone (2010) su interfaz gráfica estaba posicionada justo en el lado opuesto al diseño plano. Hoy en día su iOS es también ‘flat’. Al igual que Google, que con su Material Design sentó unas bases no solo visuales, sino de usabilidad y composición para sus apps de Android a partir de 2014.

Para los que quieran indagar un poco más en cuanto al diseño plano, hemos mencionado anteriormente que la aparición de Windows Phone fue el inicio de la implantación del ‘flat design’ pero ni que decir tiene que esto no lo inventó Microsoft. Si tenéis curiosidad, las referencias principales en cuanto a este tipo de diseño plano y minimalista las tenemos en Alemania con la “Escuela de la Bauhaus” y en Suiza con su “estilo internacional”.

Hasta la próxima.

 

Comenta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.